Alergia a los ácaros del polvo

Aunque ni siquiera pueden verse, los diminutos ácaros del polvo pueden provocar una gran cantidad de problemas. Unos 20 millones de estadounidenses son alérgicos a estos pequeños insectos. Con este tipo de alergia pueden aparecer síntomas que se sienten como un resfriado o incluso, asma.

Los medicamentos suelen ayudar, pero también hay maneras simples para mantener a distancia a los ácaros del polvo.

Alergia a los ácaros del polvo

Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo

Los síntomas de la alergia al polvo son similares a los de la alergia al polen:

  • Picazón, enrojecimiento y ojos llorosos
  • Picazón en la nariz, congestión nasal
  • Estornudos

¿Qué son los ácaros del polvo?

Para poder librarse de estas pequeñas criaturas en casa, es muy útil saber acerca de los hábitos de vida del ácaro.

  • Prefieren temperaturas de 21 grados (70 ° F) o más y la humedad del 75% al 80%. No pueden sobrevivir en los lugares fríos y más secos.
  • En los EE.UU., las alergias a los ácaros del polvo alcanzan su punto máximo en julio y agosto, cuando las poblaciones de ácaros del polvo son altas debido al clima cálido.
  • A los ácaros del polvo les gusta comer la piel muerta de los animales domésticos y los seres humanos. Probablemente una persona muda la suficiente cantidad de piel al día para alimentar millón de ácaros del polvo.
  • Las escamas de piel muerta en las alfombras, camas y muebles son como bocados para los ácaros del polvo.

Causas de las alergias al polvo

Alergia a los ácaros del polvo

Puede sonar desagradable, pero una pieza con polvo puede contener caspa de animales, pieles de cucarachas muertas, así como esporas de moho, además de piel muerta y ácaros del polvo.

Tanto las cucarachas como la caspa de las mascotas son desencadenantes comunes de alergias, también. Los residuos de las cucarachas, la saliva y las partes del cuerpo son un problema en algunos hogares, particularmente en el sur de los EE.UU.

Cómo prevenir los síntomas de la alergia del polvo

La mejor estrategia para prevenir los síntomas de la alergia a los ácaros es reducir la exposición al polvo. Un gran número de ácaros del polvo pueden recogerse en los colchones, la ropa de cama y los muebles tapizados.

El dormitorio es probables que sea una de las estancias donde se pasa más tiempo, así que empezaremos por limpiar esa zona. Es muy aconsejable el uso de una máscara al limpiar.

Pasos para eliminar los ácaros del dormitorio:

  • Poner cubiertas de plástico herméticas contra los ácaros de polvo en las almohadas, colchones y somieres.
  • Usar almohadas rellenas de fibras de poliéster en vez de kapok o plumas.
  • Lavar la ropa de cama con agua muy caliente, más de 50º (130 ° F) una vez a la semana. El agua tiene que estar caliente para matar los ácaros del polvo. Secar la ropa en una secadora caliente.
  • Si el dormitorio se encuentra en un sótano, cambiarse a un piso superior si es posible. De lo contrario, en el hormigón que permanece húmedo, se crea la mayor parte de los ácaros del polvo.

Consejos en el resto de la casa

  • Limpiar los suelos despejados a menudo con un trapeador o un trapo húmedo.
  • Aspirar las alfombras una vez o dos veces por semana. Usar una aspiradora con un filtro HEPA (aire de partículas de alta eficiencia).
  • Lavar las alfombras con agua caliente.
  • Pasar la aspiradora por los muebles tapizados como los sofás. Los muebles de madera, cuero, yeso o metal son la mejor opción para las alergias al polvo.
  • Reemplazar las cortinas por estores enrollables. Si se han de tener cortinas, lavarlas con agua caliente cada temporada.
  • Deshacerse de los peluches y otros juguetes coleccionistas de polvo.

Mantener limpio y seco el aire del hogar

  • Utilizar un filtro HEPA con una calificación MERV de 11 o 12 en la unidad de calefacción y aire acondicionado. Se puede encontrar la clasificación que aparece en el envase. Cambiar el filtro cada tres meses.
  • Utilizar un higrómetro para medir la humedad de la casa y mantenerlo por debajo del 55%. Puede conseguirse en las tiendas de suministros de hardware y de construcción.
  • Utilizar un acondicionador de aire o un deshumidificador para reducir la humedad.

Si se sufre de alergia al polvo severa, consultar a un médico que podrá ayudar a encontrar otras posibles soluciones más estrictas respecto al acondicionamiento del hogar.

Tratamiento de la alergia al polvo

Tanto los medicamentos recetados como los de venta libre pueden ayudar a controlar los síntomas de la alergia al polvo.

  • Los antihistamínicos alivian los picores, estornudos y los ojos llorosos.
  • Los descongestionantes ayudan a la congestión nasal.
  • Los esteroides nasales ayudan a reducir la inflamación en la nariz para poder respirar mejor.
  • Las vacunas antialérgicas (inmunoterapia) también puede ser una opción. Con ellas se tratan las alergias durante un largo período de tiempo. Es recomendable preguntar a un médico alergista si el tratamiento de inmunoterapia es el adecuado para tu caso.