Intolerancia alimentaria

En las alergias a los alimentos, se genera una respuesta anormal del sistema inmune por parte del cuerpo produciendo anticuerpos que para ayudar a combatir ciertos alimentos dañinos. Sin embargo, algunas personas sufren síntomas similares a los de las alergia después de comer ciertos alimentos, aunque sin haber producido estos anticuerpos contra ellos. Existe una variedad entre los diferentes mecanismos que puede hacer que la comida afecte a la gente de esta manera. Esta condición se conoce como hipersensibilidad alimentaria no mediada por IgE, o más comúnmente como, intolerancia a los alimentos.

Intolerancia alimentaria

Las reacciones adversas a los alimentos adoptan muchos nombres diferentes, incluyendo hipersensibilidad alimentaria, intolerancia alimentaria, alergia a los alimentos, y muchos otros términos médicos y no médicos. Es importante diferenciar los síntomas de cada molestia relacionada con la ingesta de alimentos para encontrar el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Mantener un registro diario de todas las reacciones relacionadas con los alimentos sospechosos (documentos escritos, fotografías y etiquetas de conservación de alimentos sospechosos preenvasados), ayudará a identificar qué tipo de alimentos está causando los síntomas. A veces los alimentos desencadenantes serán evidentes, mientras que otras reacciones son muy difíciles de identificar.

La intolerancia a los alimentos no es un área muy clara de identificar, por lo que puede resultar más controvertida. Aunque no es mortal, a menudo, puede hacer que el paciente se sienta muy mal repercutiendo incluso, en su vida laboral y social.

Los síntomas en curso también pueden afectar a las persona psicológicamente, ya que algunas pueden sentir que no mejoran.

Las reacciones de intolerancia a los alimentos no mediadas por IgE y los mecanismos no están claros, sin embargo, se sabe que estas reacciones son más probables que se retrasen, ya que la reacción se produce de varias horas a varios días después de comer el alimento responsable. Los síntomas causados por estas reacciones son numerosos, pero se han asociado a síntomas intestinales, tales como la distensión abdominal, la diarrea, el estreñimiento, al síndrome del intestino irritable (SII), y a problemas de la piel tales como el eczema.

Síntomas y causas de la intolerancia alimentaria

Los síntomas de la intolerancia alimentaria pueden afectar de manera diferente a cada persona, pero suelen durar muchas horas o días, dependiendo de su gravedad, ya que se puede ser intolerante a varios alimentos diferentes al mismo tiempo. Este hecho hace muy difícil saber qué alimentos pueden ser los responsables y determinar si la intolerancia a los alimentos es la causa de las enfermedades crónicas. Muchas personas con intolerancia a los alimentos tienen múltiples síntomas. A veces los síntomas son débiles y difíciles de diagnosticar. Las personas afectadas pueden quejarse de problemas no específicos tales como la confusión mental, el letargo, los dolores de cabeza o la sensación de hinchazón. A menudo, adicionalmente, se suman mayores problemas relacionados con los intestinos y la piel.

Intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria puede ser causada por varios factores diferentes: estilos de vida con ingesta de alimentos erráticos y una ingesta nutricional deficiente o alto consumo de alimentos refinados, consumo pobre de fibra en la dieta o dietas altas en grasa, serían sólo algunos ejemplos.

Algunas personas realmente carecen de las enzimas necesarias para descomponer los alimentos. Por ejemplo, en la intolerancia a la lactosa, la enzima (lactasa) no se produce en cantidades suficientemente grandes para romper y digerir la lactosa (azúcar de leche) en la leche.

Otras personas reaccionan a las sustancias químicas que se producen de forma natural en alimentos como la cafeína, salicilatos, y la histamina en alimentos como las fresas, el chocolate y el queso. Otra posible causa de la intolerancia a los alimentos son los aditivos en los alimentos, que pueden encontrarse en forma de sulfitos, que se añaden a los alimentos procesados para darles una vida útil más larga. También se pueden encontrar en las bebidas de frutas y vino. Una reacción a un alimento intoxicado como sucede con la salmonela, es un tipo de reacción que podría afectar a cualquier persona que lo consume.

Al contrario de lo que ocurre con la alergia a los alimentos (la gama de los síntomas es generalmente predecible) con la intolerancia alimentaria, la gama de alimentos que producen los síntomas es mucho más amplia. Además, es habitual la aparición de múltiples síntomas, y pueden ser generales y no específicos, lo que dificulta la realización del diagnóstico. Este hecho, pone en relieve la necesidad de prestar atención a los detalles, registrando incluso en un diario, todas las comidas y los síntomas.

Pueden haber muchos síntomas variados en la intolerancia a los alimentos. Los síntomas más comunes asociados normalmente con la intolerancia alimentaria incluyen:

  • Dolores abdominales
  • Achaques
  • El reflujo ácido
  • Asma
  • Artritis
  • Autismo
  • Distensión
  • Estreñimiento
  • El síndrome de fatiga crónica
  • Diarrea
  • Eczema
  • Fatiga
  • Fibromialgia
  • SII (Síndrome del Intestino Irritable)
  • Dolores de cabeza
  • Letargo
  • M.E.
  • Migraña
  • Náusea
  • Erupciones
  • Rinitis
  • Sinusitis
  • Problemas de la piel
  • Cólicos estomacales
  • Tensión
  • Urticaria (ronchas)
  • La pérdida de peso
  • Sibilancia

Puntos clave sobre la intolerancia alimentaria

  • Por lo general, las reacciones se demoran, y los síntomas pueden tardar varias horas, incluso varios días en aparecer.
  • Pueden aparecer conjuntamente diferentes síntomas y varían desde la migraña a la hinchazón, la diarrea, el letargo y una sensación general de mala salud.
  • Las sustancias químicas en los alimentos como la cafeína, salicilatos, glutamato monosódico, y los productos químicos de origen natural como las histaminas también pueden provocar reacciones de intolerancia alimentaria.
  • Las reacciones pueden ocurrir después de ingerir pequeñas cantidades de un alimento culpable, pero por lo general son provocadas por cantidades mayores - algunas personas dicen que pueden tolerar un alimento si lo consumen una vez a la semana o en pequeñas porciones al día, pero en cantidades mayores causa la aparición de los síntomas.
  • Diagnóstico de la intolerancia a los alimentos

    • Antes de comenzar una dieta de eliminación debe consultarse al médico de cabecera, quien lo derivará a un dietista.
    • Es recomendable mantener anotado en un diario los alimentos consumidos y síntomas para ayudar con el diagnóstico.
    • La intolerancia alimentaria puede ser causada por muchos factores, pero se puede tratar una vez que se identifican los alimentos culpables. Después de excluir otras causas posibles, debe iniciarse una reintroducción estructurada y supervisada.