Alergia al polen

Qué es el polen

El polen está formado por diminutos, en forma de huevo, granos de polvo liberados de las plantas con flores, que son transportados por el viento o los insectos y sirven para polinizar otras plantas de la misma especie para fines reproductivos. Cuando el polen se encuentra presente en el aire, puede aterrizar en los ojos de una persona, la nariz, los pulmones y la piel y causar una reacción alérgica.

Alergia al polen

Síntomas y causas de la alergia al polen

Los síntomas de la alergia al polen pueden incluir la rinitis alérgica (fiebre del heno), conjuntivitis alérgica (alergias oculares) y el asma alérgico.

El polen que se transmite por el viento suele ser la causa principal de las alergias estacionales, mientras que el polen que se basa en insectos (como las abejas) que lo llevan a otras plantas no.

La mayoría de las plantas con flores brillantes y vibrantes, como las rosas, son polinizadas por insectos y por lo general no causan alergias estacionales ya que el polen no está normalmente presente en el aire.

Un alergista puede ayudar a determinar si se padece de alergias estacionales, ya que encontrará los tipos de polen (árboles, malezas o pastos) a los que se es alérgico. Esto se logra a través de pruebas de alergia, que implican por lo general la piel o pruebas con análisis de sangre (RAST).

Las pruebas de alergia pueden ser útiles para predecir las épocas del año más propensas a experimentar síntomas de la alergia, en las que será necesario medicarse con antihistamínicos, sprays nasales o gotas para los ojos.

Pese a que el polen no quiere fastidiarnos y únicamente está ahí para ayudar a las plantas a reproducirse, es fácil inhalarlo cuando vuela por el aire, causándonos síntomas de alergia tales como:

  • Estornudos
  • Ojos llorosos
  • Congestión nasal
  • Moqueo de nariz
  • Picazón en la garganta
  • Tos

Los síntomas de la alergia al polen son muy parecidos a un resfriado, además de dolor de garganta y ronquera, y por lo general, aparece puntual como un reloj cuando las plantas que hacen polen empiezan a florecer.

Cómo evitar el polen

A continuación proponemos 5 maneras de mantener el polen fuera de la casa:

Alergia al polen
  • Cerrar las ventanas y puertas exteriores.
  • Evitar el uso de ventiladores de ventanas y áticos durante la temporada de polen. Utilizar el aire acondicionado para enfriar la casa.
  • Subir las ventanillas del coche al conducir. Utilizar aire acondicionado, si fuese necesario. Nunca bajar las ventanillas en esta época.
  • Secar la ropa y la ropa de cama en la secadora. No colgarla ni tenderla fuera al aire libre.
  • Recordar que las mascotas pueden llevar el polen pegado a su piel, también. No permitir que las mascotas que pasan tiempo al aire libre habiten en el dormitorio.

Si se tiene que estar afuera durante la temporada de polen, reducir al mínimo la exposición:

  • Comprobar los recuentos de polen antes de planear actividades al aire libre.
  • Evitar estar al aire libre por la mañana temprano, cuando el polen está más generalizado.
  • Usar gafas de sol para proteger los ojos del polen.
  • Pedirle a alguien que corte el césped. No pasar el rastrillo a las hojas durante la estación de polen.
  • Si se tiene que hacer trabajo de jardinería, usar una máscara para protegerse.
  • Para ir de vacaciones buscar un lugar donde la cantidad de polen sea más baja, como la playa. Llevar siempre los medicamentos contra la alergia allá donde se vaya.
  • Cambiarse de ropa cuando se entra al hogar. Bañarse y lavarse el cabello antes que nada.