Alergia a la soja

La alergia a la soja es una de las alergias alimentarias más comunes, especialmente entre los bebés y los niños. Aproximadamente el 0,4 por ciento de los niños son alérgicos a la soja. Los estudios indican que las alergias a la soja generalmente aparecen en la infancia y con frecuencia se curan con la edad de tres años. La investigación indica que la mayoría de los niños con alergia a la soja la supera a la edad de 10 años de media.

Alergia a la soja

Las reacciones alérgicas a la soja son generalmente leves, sin embargo, aunque raras, pueden ocurrir reacciones severas (leer más sobre anafilaxia). Por lo tanto, se aconseja que las personas con alergia a la soja tengan acceso a epinefrina todo momento, por ejemplo, con autoinyectores. Para evitar una reacción, hay que evitar los productos con soja y la soja en particular. Lee siempre las etiquetas de ingredientes para identificar la soja en los productos.

La soja es un miembro de la familia de las leguminosas, es decir, especies de plantas que llevan vainas de semillas que se dividen al madurar. Algunos ejemplos de otras legumbres son los frijoles, los guisantes, las lentejas, etc. Las personas con alergia a la soja no tienen por qué ser necesariamente alérgica a otras legumbres. Si eres alérgico a la soja, no tienes una mayor probabilidad de ser alérgico a otra legumbre.

La soja es ampliamente utilizada en productos alimenticios procesados.

La soja por sí sola no suele ser un alimento importante en la dieta, sin embargo, se utiliza en muchos productos. La eliminación de todos los alimentos que incluyan soja es esencial para los alérgicos. Consulta con un dietista para que te ayude a planear para una nutrición adecuada en caso de que lo necesites.

Evitar la soja

La maoría de los países cuentan con una ley que requiere que todos los productos alimentarios envasados ​​y que están a la venta, y que contienen alérgenos como por ejemplo, la soja deben indicar el nombre del alérgeno en en la etiqueta. En este caso, la palabra soja, debería aparecer.

Lee cuidadosamente todas las etiquetas de los productos antes de comprar y/o consumirlo. Como los ingredientes de los productos alimenticios envasados ​​pueden variar asegúrate de leer los ingredientes de nuevo antes de comerlo.

Alergias a la soja

Alimentos que contienen soja

Evite los alimentos que contengan soja o de cualquiera de los siguientes ingredientes:

  • Edamame
  • Miso
  • Natto
  • Shoyu
  • Soja (soja albúmina, queso de soja, fibra de soja, harina de soja, sémola de soja, helado de soja, leche de soja, nueces de soja, brotes de soja, yogur de soja)
  • Soja (cuajada, gránulos)
  • La proteína de soja (concentrado, hidrolizada...)
  • Salsa de soja
  • Tamari
  • Tempeh
  • Proteína vegetal texturizada (TVP)
  • Tofu

Soy a veces se encuentra en las siguientes:

  • Cocina asiática
  • Goma vegetal
  • Almidón vegetal
  • Caldo de verduras

La soja y productos de soja se encuentran en muchos alimentos, incluyendo productos horneados, conservas de atún y de carne, cereales, galletas, barras energéticas, bocadillos de alto contenido proteínico, fórmulas infantiles, mantequilla de cacahuate baja en grasa, carnes procesadas, salsas y caldos enlatados y sopas.

Algunos países eximen al aceite de soja altamente refinado de ser etiquetado como un alergeno. Los estudios muestran que la mayoría de las personas con alergia a la soja pueden comer aceite de soja que ha sido altamente refinado (no prensado en frío, extracción con prensa o aceite de soja extruida). Si eres alérgico a la soja, pregunta a tu médico si debes evitar el aceite de soja.

Las cocinas asiáticas se consideran de alto riesgo para las personas con alergia a la soja, debido al uso común de la soja como un ingrediente y la posibilidad de la contaminación cruzada, aunque se pida un plato libre de soja.